CUANDO USAR HISOPOS (Higiene)

Ante todo debe tener en cuenta que el oído es un órgano autolimpiante : posee unas glándulas llamadas ceruminosas , que producen el cerumen . Esta sustancia no sólo lubrica el conducto auditivo externo sino que también lo mantiene perfectamente limpio . Además , dentro del oído hay unos vellos muy particulares , cilias , que moviéndose hacia afuera van empujando todas las partículas extrañas que puedan provenir del exterior . Por eso no debe limpiarse la parte interna del órgano auditivo con hisopos (cotonetes) o sustancias jabonosas . En cambio la oreja , es decir la parte externa , sí hay que limpiarla incluso por una cuestión estética . Los hisopos , entonces , son muy útiles para la limpieza externa del oído pero no hay razón para introducirlos en él . Sí en cambio hay razones suficientes para no hacerlo : corremos el riesgo de lesionar el tímpano si llegamos a efectuar involuntariamente un movimiento brusco .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *