Los daños cotidianos del estrés

Una vida tranquila y apacible tiene muchos más beneficios de lo que podría suponerse.No se trata sólo de pasarla bien en el momento , sino de , al mismo tiempo , evitar los efectos negativos de la tensión y el estrés . Por ejemplo , la depresión que acompaña el envejecimiento y la demencia senil son algunas de las consecuencias que estos trastornos dejan en el cerebro . Las hormonas del estrés destruyen grandes grupos de células en el principal centro cerebral de fijación de la memoria : el hipocampo . Asimismo el estrés y la vida apurada estimulan ciertas actitudes como el consumo de café , té y bebidas colas , cigarrillo y alcohol ; malos hábitos nutricionales y alteraciones digestivas y del sueño . Estos a su vez tienen un efecto negativo sobre el nivel de las vitaminas y las sustancias necesarias para hacer frente a las situaciones tensionantes . De este modo , se forma un círculo que es difícil romper . Estos comportamientos y síntomas actúan sobre el cerebro , el sistema inmunológico , el aparato digestivo y el humor . Más motivos para buscar un modo distinto de enfrentar las situaciones de cada día .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *