Vincent Van Gogh (Primera parte )

Fueron treinta y siete años los que vivió Vincent van Gogh : pero desde el 30 de marzo de 1853 hasta el 29 de julio de 1890 desarrolló quizá la más apasionante aventura humana de la historia del arte contemporáneo . «Soy un hombre de pasiones», escribió en una ocasión . Y se equivocaba . Él era la pasión . Era un espíritu atormentado por la grandeza de unos ideales a los que sacrificó toda su vida . Acercarse a Van Gogh no es adentrarse en la vida más o menos sugerente de un pintor ; sino adentrarse en un alma que es capaz de renunciar a todo para comunicar sus más profundos sentimientos . «Quiero llegar tan lejos que la gente diga de mi obra : él siente de una manera profunda , tierna.»      Y , en verdad , llegó tan lejos : atormentado la mitad de su vida por querer dar el caudal de su ternura y no hallar la manera de darlo , en conflicto permanente durante la otra mitad al realizar una pintura que apenas hallaba eco entre sus contemporáneos , alcanzó aquel estadio único que , como nos apunta Antonin Artaud , nos hace olvidar , cuando vemos un cuadro suyo , que estamos ante una pintura . Porque en realidad lo que Van Gogh realizó no fue una coherente obra pictórica sino una impar autobiografía de sus sentimientos . Esta autobiografía nos la dejó Vincent por dos diferentes medios : a través de la obra pictórica , estrechamente entrelazadas hasta el punto de que no son comprensibles la una sin la otra . Durante dieciocho años escribió a su hermano Theo de forma continuada y a su hermana Wilhelmina , a sus amigos pintores Van Rappard , Émile Bernard , Paul Gauguin …..; durante diez años pintó con renovado frenesí . Más de un millar de cartas , más de mil doscientos dibujos y ochocientos óleos fueron su legado.    Vida y obra , indisolubles 

Todo , en Vincent , está estrechamente entrelazado : su correspondencia y sus pinturas , su vida y sus sentimientos , hasta el extremo que hizo escribir a Karl Jaspers : «En este ser excepcional , la personalidad , la actividad , la moral , la vida y la obra constituyen un todo indisoluble y tan homogéneo que no es fácil encontrar casos que se le puedan equiparar .» Para comprender con cierta precisión la vida de este genio deben tenerse en cuenta dos hechos : la relación con su hermano Theo y su enfermedad . La difícil trayectoria de la vida de Vincent – agravada esencialmente por su precaria situación económica – sólo pudo tener continuidad gracias a los cuidados materiales y morales que le dispensó su hermano , cuatro años menor que él : le proporcionó dinero para subsistir , le aconsejó en todo momento , se sacrificó para ayudarle . Ello hasta el punto de que en la última carta que Vincent le escribiera – y que se halló en su bolsillo , tras su muerte – le llegó a decir que «por mediación mía tienes tu parte en la producción misma de ciertas telas que aun en el desastre guardan su calma.» Theo fue el  puerto imprescindible de Vincent . Y su enfermedad . Esta proclamada locura que cada vez queda más diluida ante la fuerte personalidad de este hombre impar : Escribió Paul Signac : «Nunca me dio la impresión de que fuera un demente . Aunque casi no comía , lo que bebía era siempre excesivo . Cuando regresaba , después de pasar el día entero bajo el sol abrasador , con un calor tórrido , ya que no tenía un verdadero hogar en el pueblo , solía tomar asiento en la terraza de un café . Y las absentas y los brandys se sucedían rápidamente . ¿Cómo sería posible resistir ? Casi no comía . Era el encanto personificado . Amaba la vida de forma apasionada . Era una persona ardiente y buena .» Pero estos testimonios se diluyen entre las teorías de demencia sifilítica que proclaman unos y los de esquizofrenia que propugnan otros . Sin embargo , últimamente crece la creencia de que Vincent tenía una psicosis epileptoide de tipo hereditario , agravada por circunstancias personales como la posible sífilis , el alcoholismo , la desnutrición , el agotamiento … Vincent no estaba loco , pues . El hecho positivo de la existencia del hermano y la presencia negativa de una acosadora enfermedad condicionaron la existencia de este genio solitario , irascible y tierno hasta la fascinación . Por todo ello su biografía es una mezcla de los datos personales con los anímicos , de sus logros pictóricos y de sus combates interiores , pues sólo acercándose a Van Gogh en su totalidad , como persona , es posible entender su arte y entender el desarrollo de todo su quehacer : Vincent Van Gogh , hijo de Theodorus Van Gogh y de Anna Cornelius Carbentus  , nació el 30 de marzo de 1853 en Groot Zundert , un pequeño pueblo del Brabante holandés . Era el mayor de seis hermanos , aunque su madre , un año antes de su nacimiento , dio a luz a un niño al que pusieron el nombre de Vincent y que murió a los pocos días .                                                          Un lector ávido , Los primeros conocimientos los adquirió Van Gogh de forma un tanto irregular ; pero como muchos niños de su edad : acudió un año a la escuela parroquial de su pueblo , pasó dos años en un internado de Zevenbergen y año y medio en una escuela  secundaria de Tilburg . Fue un alumno con comportamiento y rendimiento normales . Pero adquirió el hábito de la lectura , que mantuvo a lo largo de su vida y que le convirtió en una persona de gran cultura . Gustaba – y gustaría durante muchos años – de leer novelas sobre pobres , campesinos y perseguidos , como confirmación a la pobreza y sufrimiento que descubría en los hombres . Se mostraba taciturno : solía escaparse solo , para dar largos paseos por los campos , contemplar la naturaleza ; recoger animales , examinarlos y estudiarlos ….. ; coleccionaba animales , plantas y nidos de pájaros . Hermanos y amigos le consideraban el más sabio y le respetaban . Tras esta época de aprendizaje elemental , pasó un año y medio en casa -naturaleza y lecturas – hasta llegar a los dieciséis años . Entonces la familia decidió que trabajase y le halló colocación en la sucursal de la casa Goupil en La Haya . Un hermano de su padre mantenía una participación en este establecimiento que le había pertenecido hasta traspasarlo a la famosa casa francesa . El joven Vincent cumplía escrupulosamente con su trabajo , aunque el comercio no le apasionaba ; esa escrupulosidad se vio recompensada con sucesivos ascensos : primero es trasladado a Bruselas , después a Londres y finalmente a París .En Bruselas recibió la visita de su hermano Theo -que tenía quince años – comenzando la profunda amistad – y la correspondencia tan pronto partió – que les uniría toda la vida . En Londres se enamoró de Eugénie Loyer , la hija de su posadera , quien rechazó la proposición de matrimonio : el primer desengaño en el plano afectivo que le sumió en un acusado estado de postración . En París , como contrapeso a su frustración , comenzó a leer intensamente la Biblia . El 1º de abril de 1876 , por su conducta irregular y desinterés , fue despedido . Creció entonces su fervor religioso , que le llevó – tras trabajar en una escuela en Gran Bretaña y en una librería en Dordrecht-a instalarse en Amsterdam para estudiar para pastor . Pero rehusó aprender latín y griego porque eran lenguas que nadie hablaba y se decidió a desarrollar una misión de apostolado en Borinage (Bélgica) : se instaló en Pâturages , donde , con un espíritu de sacrificio total , convivió con los mineros de aquella desolada región belga . Fue enviado a Wasmes , donde vivió en una choza y durmió sobre la paja , dando todo lo que tenía a los más necesitados . Tanto celo molestó a sus superiores , que le reprenden . Fue trasladado a Cuesmes , donde siguió privándose de todo y viviendo sólo de pan y agua, para identificarse con los auténticos pobres . Su ejemplo era molesto y acusatorio por excesivo . No se le renovó el permiso para la predicación . Los dos largos años en los que desarrolló el auténtico espíritu evangélico en su mayor pureza no fueron comprendidos . Una hermana suya le dijo : » La piedad te ha vuelto idiota.» Nadie comprendió que no intentaba desarrollar una conducta antisocial , sino que vivía lo que tenía delante con toda pasión .Ante la imposibilidad de ejercer el apostolado decidió dedicarse al arte , que podía desarrollar de manera solitaria . Y marchó , sin dinero apenas , a Courriêres ,en el norte de Francia , a visitar a Jules Breton , un pintor a quien admiraba . Tras un  recorrido de una semana a pie , llegó a su estudio , hecho de ladrillo rojo , «con una regularidad metódica y un aspecto inhospitalario , frío e irritante». Dio media vuelta sin llamar a la puerta . «Desde aquel momento todo me pareció distinto.» Corría el mes de agosto de 1880 .  Vincent comenzó a cumplir el único consejo  de su hermano Theo , aprender la técnica pictórica en profundidad .Partió a Bruselas , en octubre de 1880 , para frecuentar la gratuita Escuela de Bellas Artes . Nada se sabe respecto a su asistencia al centro , sino que en esta época dibujó con gran intensidad a partir de tratados de anatomía y copió las estampas que Theo le envía , principalmente de Millet .Por mediación de su hermano conoció allí a Anthon Ridder van Rappard , un joven pintor con quien mantuvo una gran amistad durante cinco años . Al morir Vincent escribió Rappard : «Cualquiera que hubiera sido testigo de aquella existencia esforzada , luchadora y dolorosa , no podía haber sentido otra cosa que simpatía por un hombre que se exigía tanto a sí mismo que llegó a arruinar su cuerpo y su mente . Pertenecía a la casta de la que surgen los grandes genios.»    Continuará ……………..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *