Buda

«Sólo existe una persona que pueda sugerir la idea de colocarle cerca de Jesús : esa persona es Buda» , así de claro y redondo habla un teólogo católico : Romano Guardini.      ¿Tan importante fue ? Vamos a verlo .

Hijo de un príncipe del norte de la India , nació hacia el año 563 a. C . y como un príncipe vivió hasta sus 29 años , en que al descubrir la vejez , la enfermedad y la muerte , emprendió una vida de sobriedad contraria a todos los lujos , llegando así a la «iluminación» espiritual , que le permitió ver el mundo y la realidad con la serenidad y clarividencia de un «iluminado» , que eso es lo que significa Buda .

Fundó una congregación de monjes y otra de monjas , que como él aspiraban a la serenidad interior , pero sin aborrecer al mundo y sin considerarlo malo . En esa predicación pasó Gautama Buda los últimos 45 años de su vida , muriendo a la edad de 80 años . La admiración que suscitó explica la leyenda tejida en torno a su vida y los títulos gloriosos que se le dieron , como «el sabio» , «el que viene de la verdad» , «el que ha cumplido» , «el perfecto» . El budismo intenta liberar al hombre de la ignorancia , que es causa de sufrimientos , y aspira a la felicidad que culmina en la paz de la mente y en el nirvana como el estado mental de paz completa . Es una religión que elimina los problemas especulativos para ocuparse de la realidad cotidiana , de las cuestiones y dificultades de cada día y de cada hombre . Y la gran solución es el conocimiento y el obrar rectos , sin ambiciones desbocadas , sin afanes de protagonismo individual y comulgando con la realidad total , con el alma universal , de la que son parte las almas de los individuos . Como Sócrates , como Jesús , tampoco Buda escribió nada ; sus enseñanzas las recogieron a su muerte los discípulos consignándolas en los Sutras , que son como los Evangelios del budismo . Grandes pensadores actuales de Oriente y de Occidente piensan que son muchos y profundos los parecidos entre budismo y cristianismo y que una y otra religión pueden contribuir hermanadas a la felicidad del atormentado ser humano moderno .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *