Islas Malvinas.

No crea el lector que inventamos fantasías, por el contrario y coincidiendo con Francisco Bauza, Felipe Ferreiro y Reyes Abadie » Nos esforzamos por mantener la memoria partiendo de su justo lugar !». Los vínculos entre los puertos naturales de Montevideo, Maldonado y Colonia vienen desde el fondo de nuestra historia. En el año 1763 derrotamos a los ingleses en Maldonado, Montevideo y Colonia.

Esa fue la primera invasión (en intento) de los ingleses, luego le dimos la paliza entre 1806 y 1807 con un muy doloroso saldo de vidas humanas y bienes materiales destruidos. Es decir defendimos lo que habíamos creado a partir de aquellos años explorando y poblando las Islas Malvinas. Rindo homenaje a Patricio Luis Alberto de Herrera y a su fiel escudero Eduardo Victor Haedo quienes a partir del año 1942 se opusieron tenazmente a la instalación de bases Aero-Navales en nuestro territorio.

Difusores y tenaces defensores de la creación del Apostadero Naval de Montevideo, punto de partida para la heroica colonización de las Islas Malvinas. Hemos analizado centenares de documentos sobre las comunicaciones entre Montevideo y las Islas Malvinas, cuya capital fuera llamada Puerto Soledad y luego Soledad de las Malvinas. Aquellos desiertos islotes o ambas Malvinas nada poseían. Comencemos con un inventario debidamente documentado.

Población humana, contó desde los inicios con un Gobernador, un Ministro de la Real Hacienda, un médico cirujano, dos sacerdotes franciscanos a cuyo cargo estaba la capilla y además, dotaciones navales y militares. También y desde Montevideo llegaron a las Islas Malvinas operarios con distintos oficios como ser: albañiles, canteros, herreros, ladrilleros, yeseros, carpinteros, peones para atender el ganado, panaderos, sastres, costureros(as) y varios presidiarios que acortaban sus penas trabajando.

En Malvinas nada había y todo comenzó a ser construido con mano de obra hispano-guaranítica-oriental. A las islas y desde Montevideo viajaron miles de ladrillos, tejas, cal, equipos habitacionales, muebles, tablas, maderas en general, clavos y vidrios, hojas de lata, vasijería, lonas, tiendas de campaña, grandes calderas(y pequeñas). Documentado está que también les proveímos grandes remesas de ganado vacuno, caballos, gallinas, conejos y el debido forraje para mantener a los animales. En un informe del Gobernador militar de Malvinas hecho en 1791 por el Capitán de Navío Pedro Pablo Sanguinete declara que en Malvinas pastaban 3460 cabezas de ganado Oriental.

En los documentos también aparecen medicinas y utensilios médicos, ropa y numeroso vestuario, telas y frazadas hechas en telares montevideanos, además  de carbón y leña en general. Importa destacar que a las Malvinas llegaron varias carretas construidas en el Apostadero Naval de Montevideo con ruedas herradas con metal de hierro, frenos y espuelas para los jinetes, piezas de artillería y variedad de municiones para fusilería y artillería. Agréguese a lo informado remesas de dinero para el pago de los sueldos.

También en Malvinas los hispanos-montevideanos-guaraníes construyeron un muelle de piedra que se mantiene hasta nuestros días. Para defender el trabajo creado se emplazaron cuatro baterías con cañones de varios calibres los que eran abastecidos de municiones desde Montevideo. El Oriental Javier de Viana cuando se hace cargo de la Administración de las Islas Malvinas en el año 1800 da cuenta de que en aquel poblado de Malvinas había 26 casas en total, 12 de ellas de piedra que se componían de : la casa del Gobernador, Hospital, capilla Casa de los religiosos, cuatro casas de oficiales, el cuartel de la Marina, el cuartel de la tropa y presidiarios, varios obradores, almacenes y un astillero para la reparación de los buques que navegaban por los mares del Sur. Los habitantes malvinenses que enfermaban de gravedad eran traídos y tratados en Montevideo. Esta situación se mantuvo activa hasta que la piratería inglesa en el año 1833 se apropió de todo lo expuesto y muchos otros valores.

En el año 1836 el Presidente Manuel Oribe y el Gobernador de Buenos Aires, Brigadier General Juan Manuel de Rosas acuerdan la creación de un nuevo Gobierno en las Islas Malvinas que sería administrado por el General Juan Antonio Lavalleja con el auxilio del anterior Gobernador Luis Vernier; Lavalleja viajaría a las Malvinas custodiado por una flotilla Argentina, pero; la operación no pudo concretarse porque Inglaterra nos hizo invadir por una flota francesa al mando del Almirante Pierre Leblanc en el año 1838.

Información de varios archivos Uruguayos y Argentinos.

Profesor : Lucio Mendez Migues.

2 respuestas a «Islas Malvinas.»

  1. El 15 de septiembre de 1763 una expedicion francesa comandada por Louis Antoine de Bougainville zarpo del puerto frances de Saint-Malo con el objetivo de establecer una colonia en las islas Malvinas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *