Fernando Cáceres ( Futbolista Argentino)

Fernando Cáceres , ex futbolista argentino , nació en San Isidro , Provincia de Buenos Aires un  7 de febrero de 1969. El 1º de noviembre de 2009 , en el barrio Ciudadela de Buenos Aires , unos individuos le dispararon a quemarropa en la cara , con intenciones de robarle el auto , una herida de tal gravedad que todos creíamos que no sobreviviría , los médicos lo operaron varias veces porque la bala producía inflamación cerebral , con riesgo permanente de vida ,perdió el ojo derecho y tiene y tendrá la bala alojada en la cabeza , tuvo mucha suerte de tener un equipo médico fabuloso , yo particularmente no creo en milagros , si en la ciencia .  Lo ayudo el hecho de ser una persona sana y deportista , de tener voluntad de hierro para toda la rehabilitación que enfrentó  y sigue enfrentando a casi tres años del accidente . Tuvo siempre a su lado a sus seres queridos ,que lo animaban constantemente ,algo invaluable para cualquier terapia. Dice Cáceres :
“Las imágenes que tengo del día del accidente son confusas. Hay un plazo de tiempo en el que no recuerdo nada. Todo lo que sé es por lo que me han contado, son pocos los recuerdos que tengo de esa noche. Sólo me acuerdo hasta que choqué.

“Cuando me desperté y vi a mis hermanos me imaginé que había sido grave lo que me pasó»
A pesar del duro revés que recibió, el ex defensa sigue siendo la misma persona que todos conocen: noble, amigable, sencillo y, sobre todas las cosas, humilde como siempre. Cáceres derrocha fuerza. Tal vez ése sea el secreto que ni los médicos entienden para que haya sobrevivido a tan brutal y cruel agresión. Dice Cáceres ;
Los enfermeros que me trajeron en la ambulancia y los médicos que me atendieron no se explican cómo pude sobrevivir a semejante herida. Ellos me dijeron que una de las claves de que haya sobrevivido es porque mi estado físico era impecable, ya que nunca en mi carrera había sufrido ningún tipo de lesión”, comenta.
Los últimos ocho meses de su vida le hicieron cambiar todos sus proyectos, sus pensamientos, su visión sobre las cosas, sus razonamientos, pero lo único que sigue intacto en el ex defensa es la bondad y la ternura que sigue teniendo a pesar de que su día a día se haya modificado.
“Mis días arrancan temprano. Hago tres sesiones diarias de rehabilitación: piscina y dos turnos de fisioterapia, ya que hay que lograr musculación en las piernas, especialmente en las rodillas. Tengo que ser muy paciente para lograr rehabilitarme. No me pongo plazos, nunca quise hacerlo, ya que no es una manera muy adecuada para salir de esto, porque en el momento en que no los cumpla iba a ser negativo”, dice Cáceres, rodeado de sus seres queridos.

Él sabe que esa manera de ser tan bondadosa le hizo ganar muchos amigos que nunca lo dejaron solo desde que se accidentó. Desde que ingresó casi moribundo en el hospital, pasara por la Clínica Fleni y llegase a su domicilio, Cáceres siempre estuvo rodeado de gente amiga. “Me enteré de que muchos preguntaban por mí cuando estaba inconsciente. Quiero agradecer a todos, especialmente a Maradona. Diego siempre estuvo a mi lado”.
A pesar de que nada será igual que antes para Fernando, él lucha con todas sus energías para volver a ser aquel Cáceres que comenzaba su carrera como técnico. “Quisiera ser entrenador. Terminé el curso, sería muy bonito poder hacer lo que me gusta, pero hay que ir despacio y creo que todavía tengo que seguir luchando para terminar de ponerme bien.
Para Cáceres, las cosas han sucedido así y no hay manera de volver al pasado, sólo hay que mirar al futuro: “No extraño nada de la vida que llevaba. Todo esto lo tomo como algo pasajero. Día a día noto las mejorías que voy logrando. Poco a poco hago cosas que antes no podía hacer. A veces pienso en lo difícil que sería hacer tal movimiento y con esfuerzo logro hacerlo días después. Eso me fortalece anímicamente. Una vez que pueda volver a jugar nuevamente al fútbol con mis amigos será uno de mis días más felices”.
Nadie mejor que él sabe que todo es posible en esta vida. “La gente del fútbol siempre estuvo a mi lado, eso me demuestra que hice bien las cosas en la vida. Soy feliz porque la gente me sigue queriendo. Lo peor ya pasó”. ¡¡¡ FUERZA  AMIGO !!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *