Peter Carl Fabergé

No se puede negar que los huevos de pascua de Peter Carl Fabergé son conocidos por muchas personas en todo el mundo. Sin embargo, pocos saben de su historia, cómo se hicieron y cuándo adquieron importancia, por ejemplo. Con su último ‘doodle’, Google coloca en su página de inicio una espectacular imagen en honor al joyero ruso Peter Carl Fabergé el día en que se cumplen 166 años de su nacimiento..
Fue el ruso Peter Carl Fabergé quien hizo un huevo en el año 1885 por deseo del zar Alejandro III para regalarlo a su esposa en época de Pascua, la fiesta más importante para la iglesia ortodoxa. Consistía en un curioso huevo aparentemente simple, si no se tienen en cuenta los materiales preciosos que lo envuelven, que al abrirse descubría una yema de huevo en su interior, que a su vez contenía una gallina de oro en miniatura con corona y un huevo de rubí.
Peter Carl Fabergé logró asombrar al zar con tan maravillosa joya y cada año le pedía una nueva obra diferente para regalar a su mujer, María, algo que se convirtió en tradición. La costumbre de obsequiar con uno de estos huevos durante cada Pascua ortodoxa fue seguida también por su sucesor Nicolás II hasta su muerte. Peter Carle Fabergé se convirtió en el proveedor oficial de joyas de la Corte Imperial Rusa y dejó lujosas obras en ésta y en muchas otras casas de monarcas europeos.
Once huevos de pascua creados para el zar y otro más de medio centenar bajo el mando de Nicolás II fue el legado que Peter Carl Fabergé dejó mientras sirvió a los dos últimos zares de Rusia. En la actualidad solo 42 huevos de pascua imperiales han sobrevivido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *