Pequeñas dosis.(Niños)

Ciertos problemas de salud que afectan a los más chiquitos pueden ser fácilmente tratados con homeopatía.Si la consulta se realiza con un profesional acreditado y responsable,prácticamente no tiene riesgos y puede ser la solución a decenas de pequeñas molestias que los pediatras tradicionales no siempre saben cómo tratar.

La homeopatía consiste en un positivo método terapéutico que restablece la salud mediante la capacidad natural del ser humano para mantenerse sano.

Para tal fin ,clínicamente aplica la ley de la similitud ,por establecer que los mismos factores que provocan una dolencia,pueden curarlo si se los administra en pequeñísimas dosis.

La homeopatía tiene una concepción unitaria de la persona,no aparta lo espiritual y lo emocional ,del cuerpo» ,»La enfermedad ,es un intento de adaptación fallido frente a diferentes circunstancias que pueden ser de orden psicológico,químico,físicoy/o biológico.

De esta manera ,la homeopatía intenta buscar qué es lo más particular que tiene esa criatura para reaccionar desde aspectos mentales,locales y generales.

Con dicha totalidad va a buscar un remedio ,que experimentalmente haya dado síntomas parecidos a los que tiene ese enfermo ,para provocar una reacción curativa del propio organismo.A diferencia de la alopatía ,esta medicina es netamente reactiva,ya que estimula las reacciones del cuerpo y las hace más eficientes para vencer la enfermedad.

Para la homeopatía pediátrica ,el niño y su enfermedad son un todo,lo trata desde una perspectiva distinta vinculándolo con el equilibrio y la armonía ,considerando en forma conjunta las características tanto de constitución como de reacción del chiquito.

La idea fundamental consiste en no tapar los síntomas .Si el pequeño tiene fiebre ,se suele tapar la fiebre con un antifebril,si tiene diarrea,taparla con una pastillita de carbón:así no existe criterio de curación,enfatiza el médico homeópata.Se lo puede llegar a combinar con un tratamiento alopático,siempre y cuando éste no se encuentre bloqueando la reacción del organismo.Generalmente los chiquitos somatizan por angustia ,y generan enfermedades crónicas ,enfermedades que no se limitan en el tiempo,siguen evolucionando y tienen diferentes tipos de manifestación ,como en el caso de las diarreas ,anginas,alergias,etc.»En homeopatía no hay un remedio para la diarrea en línea genérica.Existe un remedio para la diarrea de Juan,que puede ser muy diferente a la diarrea de Pedro;eso depende de los síntomas generales y las características particulares de cada caso.La diarrea no hay que cortarla ,sino curarla.Se trata en su totalidad al niño,no sólo por su diarrea ,sino lo que se está haciendo es un tratamiento supresivo que-lamentablemente-es lo más frecuente»Las mamás por lo general ,son muy buenas observadoras ,mas aún las que han tenido o tienen experiencias con la homeopatía.No es lo mismo un niño/a que tiene un cólico y se pone rojo y transpira la cabeza en caliente,que otro que se dobla en dos u otro que quiere que lo lleven cargado al hombro.Cuándo se trata de un bebé enfermo a poco tiempo de haber nacido ,hay que investigar los síntomas emocionales de la mamá durante el embarazo,hurgar un poco su propia historia ,ya que de acuerdo a cómo haya vivido la mamá disímiles situaciones durante sus «nueve lunas»,esos serán los síntomas mentales y emocionales que van  a incidir en el chiquito.Reviste gran importancia que los padres puedan vislumbrar distintos síntomas de comportamiento ya sea en la casa, en la escuela,con su familia ,con sus amigos ,dentro del juego.Es muy interesante que observen qué le pasa cuando lo contrarían ,cuando lo retan ,a qué le tiene miedo,por qué llora,cómo duerme,de qué manera ,en qué posición,qué le ocurre durante el sueño,si transpira,si le rechinan los dientes,cómo se despierta,cuáles son sus pensamientos,cómo tolera la ropa,el calor,el frío,la humedad,las tormentas,el sol,el viento,qué le gusta comer,en cuanto a sabores y alimentos,si prefiere lo dulce a lo salado,cómo es la sed,a qué le tiene asco,qué es que no puede ingerir y porqué.Resulta positivo destacar que los niños/as responden mucho más rápido al tratamiento que los adultos,ya que nosotros ,llevamos años de tratamientos de supresión.,cuándo se nos manifiesta la enfermedad es de otra manera ,afectando otros aspectos de la personalidad.La homeopatía pediátrica se aplica para todo tipo de disturbios de la salud,ya sea para cuadros de índole psicológica como orgánica.Se tratan desde diarreas ,cólicos,gripes y alergias,hasta problemas de conducta (agresión,angustia,etc.)Incluso puede ayudar mucho en enfermedades graves tales como el cáncer o el HIV;lo que en verdad importa ,más que la gravedad del cuadro,es la capacidad de reacción del organismo.Espero le sea útil la información,gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *