MUERTE SÚBITA EN EL DEPORTE.

Todos los años en diferentes partes del mundo, ocurren fallecimientos vinculados a la práctica de deporte. Si estos se producen en deportes de alta exposición mediática, como es, por ejemplo, el fútbol, generan una alarma pública; pero sobre todo la creencia de que la Muerte Súbita en el deporte es algo frecuente.

En el mundo, todos los años, mueren centenares de personas por muerte súbita en el ámbito del deporte, tanto profesional como amateur. El objetivo último de la práctica deportiva es mejorar la salud, sin embargo, pocos deportistas se preguntan cómo puede afectar a su salud participar en una maratón, competir en un triatlón de larga distancia o rendir al 100% durante los 90 minutos de un partido de fútbol.

Para evitar posibles problemas cardíacos, que pongan en riesgo la vida del deportista, es necesario someterse a distintas evaluaciones médicas, conocidas como Examen Médico Pre Participativo, que consta en un correcto interrogatorio de antecedentes personales y familiares; el examen físico con vital hincapié en lo cardiorespiratorio y músculo esquelético; a las que pueden sumarse, según la impresión del médico actuante, una serie de estudios paraclínicos, que pueden ir desde algo muy básico y hasta obligatorio, como es el Electrocardiograma de reposo hasta la prueba de esfuerzo paraclínica sanguínea o de orina; llegando incluso a la Resonancia Nuclear Magnética de corazón. La mayor parte de casos de muerte súbita en el deporte podrían prevenirse con una fórmula sencilla: un correcto examen médico pre participativo.

¿Qué es la muerte súbita?

Si bien pueden existir diversas definiciones; con algunos matices unas respecto a otras, particularmente a nosotros nos gusta definir la muerte súbita como «la aparición repentina e inesperada de una parada cardíaca en una persona que aparentemente se encuentra sana y en buen estado». Se considera que ha sido muerte súbita en el deporte cuando se produce durante la práctica deportiva o en la hora siguiente a ella.

¿Cuáles son las causas de la muerte súbita en el deporte?

La causa última de la muerte súbita en el deporte es una arritmia cardíaca que conocemos como fibrilación ventricular, provocada por una patología cardíaca, y que hace que el corazón pierda su capacidad de contraerse de forma organizada, por lo que deja de latir. La víctima de muerte súbita pierde en primer lugar el pulso, y en pocos segundos, el conocimiento y deja de respirar. Si no recibe atención inmediata, la consecuencia es el fallecimiento al cabo de unos minutos. Existen numerosas patologías cardíacas que pueden derivar en muerte súbita, e incluso hay muchos casos en los que este desenlace tiene un origen desconocido.

¿Qué patologías pueden llevar a este resultado ?

Existen numerosas revisiones al respecto que ofrecen resultados variables en función de los grupos de estudio, edades, períodos históricos y países o continentes de revisión. Todas ellas coinciden en subrayar estas causas principales de muerte súbita en el deporte o relacionada con el ejercicio físico. Entre los deportistas mayores de 30 años, la enfermedad ateromatosa coronaria o cardiopatía isquémica, es una causa frecuente de muerte súbita en relación con la práctica de deporte. Esta patología está relacionada con unas lesiones específicas en las paredes de las arterias que las van obstruyendo gradualmente, y pueden ser origen de muerte súbita porque, ante una exigencia física moderada o intensa, no se logra abastecer con suficiente sangre y por tanto, los niveles de oxigenación requeridos para ello en el músculo cardíaco. Entre los deportistas de menos de 30 años, dos son las causas de muerte súbita y suelen tener un origen hereditario. Por un lado, la miocardiopatía arritmogénica del ventrículo derecho,en la que el tejido muscular disminuye y se va sustituyendo por tejido adiposo, de forma que, cuando se hace deporte con intensidad, se generan arritmias cardíacas que pueden llevar a la muerte súbita; y por otra parte, mucho de los estudios que se pueden realizar a esta edad apuntan a la miocardiopatía hipertrófica (MCH), como causa de muerte súbita en deportistas jóvenes. Esta es una enfermedad del músculo del corazón que se caracteriza por el aumento del grosor de sus paredes (hipertrofia), y que dificulta la salida de sangre del corazón y fuerza al órgano a trabajar con mayor intensidad para bombear sangre. Hay otras muchas cardiopatías que pueden provocar muerte súbita en deportistas, e incluso se registran muchos casos en los que estas situaciones tienen un origen indeterminado, pudiendo llegar(según las revisiones científicas)hasta en el 30% de los casos. En casos como niños y/o adolescentes, toma particular importancia la realización de Electrocardiograma de Reposo en todos aquellos que realizan actividad deportiva de moderada a severa intensidad. Si bien gran parte de estas patologías son muy difíciles de detectar en este rango de edades, los Síndromes de Pre-excitación(un tipo de arritmia cardíaca)son de muy fácil diagnóstico. Uno de los mas comunes es el Síndrome de Wolf-Parkinson-White, muy característico; cuyo tratamiento es curativo en la mayoría de las veces,permitiendo, luego de recibir la terapéutica adecuado el desarrollo de actividades deportivas con absoluta normalidad y sin riesgos agregados.

¿Cuál es la incidencia de la muerte súbita en el deporte?

Los casos de muerte súbita de deportistas son un acontecimiento con gran impacto mediático y social por ocupar los titulares de la prensa deportiva y por el hecho de que sea difícil entender cómo un joven aparentemente sano, que hace deporte y mantiene un estilo de vida saludable,puede perder la vida de forma súbita por un problema cardíaco.

¿Hay deportes con mayor riesgo que otros ?

No hay deportes mas peligrosos que otros por lo que respecta a la muerte súbita. El riesgo no lo determina el tipo de deporte, sino la intensidad a la que se realice y la existencia de una patología que derive en este desenlace. La incidencia de la muerte súbita en el deporte en un país depende, por tanto, del número de personas que lo practiquen.

¿Es posible prevenir la muerte súbita en deportistas?

Cuando un fallecimiento de este tipo salta a las portadas de las noticias, se alimenta el debate sobre cuáles son las pruebas médicas preventivas a la hora de practicar un deporte a nivel aficionado o profesional. Todos los especialistas coinciden en que es posible evitar la mayor parte de fallecimientos por esta causa con un control médico preventivo adecuado. Entendemos que hoy existe una alerta en la mayoría de los deportistas amateurs, acerca de que la mayoría no se realiza este tipo de pruebas a pesar de que, nuestro organismo no está diseñado para realizar pruebas de gran esfuerzo como maratones o triatlones, por lo cual, es muy importante someternos previamente a una serie de pruebas para verificar que nuestro aparato cardiovascular está sano, siendo conscientes en todo momento de que sobrecargarlo no es,por definición saludable.

Un electrocardiograma, una Ergometria(o prueba de esfuerzo) y un ecocardiograma son las pruebas más comunes pero no las únicas, ya que esto depende del perfil de la persona; la actividad física que quiera realizar, y la intensidad del entrenamiento que quiera llevar adelante; por lo cual puede llegar a ser recomendable desde valoraciones sanguíneas(controles en salud o perfiles bioquímicos de entrenamiento) hasta una resonancia magnética; entre otros que pueden sumarse según los resultados obtenidos en cada una de ellas. A estas pruebas se suman la revisión de los antecedentes familiares, antecedentes personales,(soplos, hipertensión sistémica,fatiga,síncope y disnea o dolor torácico asociados al ejercicio) y una exploración física(soplos, pulsos femorales, rasgos de síndrome de Marfan y medida de la presión arterial).

Que un deportista haya alcanzado un alto rendimiento no garantiza que esté libre de enfermedad coronaria u otras anomalías cardiovasculares.

El principal factor para atacar la aparición de Muerte Súbita en el deporte es su prevención, pero ahora bien; cuales son los mecanismos que debemos o podemos implementar mas allá de la prevención en aquellos casos en los cuales se produce el evento cardíaco, cómo debemos o podemos actuar. En tal sentido me parece dejar como mensaje final los puntos más importantes:

  1. En todos los ámbitos, sean estos deportivos, culturales, religiosos o de diversa índole, que traigan aparejados congregaciones de gente en volumen importante debe contarse con accesibilidad rápida a un Cardio Desfibrilador Automático (DEA),en lo posible con personal formado en su uso. Debemos tomar absoluta conciencia que el DEA salva vidas.
  2. Dar señal de alarma para pedir apoyo médico inmediato, para lograr estabilizar y trasladar al paciente para que reciba el tratamiento avanzado adecuado.
  3. Iniciar la Reanimación cardiopulmonar básica (RCP) que consta en masajes y respiración, por lo cual es importante intentar generar una conciencia colectiva de que la formación de cualquier persona para iniciar una RCP, no es necesaria mayor formación en áreas de las ciencias biológicas, y es el PASO MAS IMPORTANTE, PARA SALVAR UNA VIDA.
  4. No paralizarse ante la situación y no tener miedo a intervenir. Un masaje mal hecho es mejor que no hacerlo. El no ser proactivo y actuar, es mucho peor que una maniobra llevada adelante; aunque la misma no sea de una calidad técnica adecuada.

Fuente/Calidad de vida. Doctor. Daniel Zarrillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *