AUTOAYUDA

Esa necesidad que tenemos de recibir aprobación de nuestros seres queridos y de controlar y manipular su opinión acerca de nosotros , viene de nuestra propia necesidad de aceptación y amor . Cuando perdemos la capacidad de aceptarnos es que comenzamos a preocuparnos por lo que piensan los demás y a escondernos y a retorcernos para encajar en lo que consideramos «suficientemente bueno » .Con el fin de cambiar esta situación debemos ir hacia adentro y empezar a buscar dentro de nosotros . Hay muchas maneras de hacerlo : algunos utilizan la meditación , otros practican determinadas técnicas , otros se enfocan en estar presentes . Lo más importante es que comiences a escucharte a ti mismo , prestando menos atención a cómo el afuera te dice que seas y escuchando la voz de tu propio corazón . Es necesario que entremos en contacto con nuestras emociones , es necesario permitirnos sentir , es así como podremos soltar la carga acumulada . Los niños pequeños no guardan resentimiento precisamente por este motivo : sienten todo , sin filtrar lo que deben o no deben expresar , y es por eso que son capaces de verlo todo con mirada fresca : cada momento es nuevo , lleno de posibilidades y de emoción . Pero al hacernos mayores aprendemos a juzgar ciertas emociones como malas y comenzamos a almacenarlas en nuestro interior , llevándolas a todas partes . Sin darnos cuenta se convierten en nuestro peso constante . Pero cuando nos permitimos sentir todo , esa carga comienza a disiparse y somos capaces de recuperar la magia y la maravilla inocente de la infancia .

Al recuperar esta libertad de ser , experimentamos una abundancia que se siente fluir de una y mil maneras , dando . Aferrarnos al resentimiento es el resultado de un sentimiento de carencia de algún tipo : de sentirnos maltratados , poco respetados , o heridos de alguna manera . Cuando te sientas así , elige dar . Al dar , llevas tu atención fuera de tu propio drama de insatisfacción y de inmediato te enfocas en la abundancia : en lo que tienes , en lugar de en lo que está mal o lo que falta . Esta es una manera muy poderosa de cambiar tu enfoque : de la carencia a la apreciación . El resentimiento es una jugarreta que utilizamos para impedirnos disfrutar de la belleza del momento presente . No dejes que te domine . La vida es demasiado preciosa , demasiado llena de entusiasmo y de oportunidades para permanecer anclados en el pasado . Cuando de este modo nos liberamos del bagaje pasado , la relación entre dos personas que se aman incondicionalmente se transforma en la libertad de ser , cada uno , uno mismo . ¿Existe amor más grande que ése ? Si realmente amas a alguien , ¿ cómo puedes desear que sea como otra persona ? Las relaciones sólo pueden florecer y fructificar entre dos seres que se apoyan mutuamente en el logro de su propio potencial . Cuando nuestras relaciones están basadas en la necesidad desesperada de ser amados y en el control , no podrán ser satisfactorias en lo profundo hasta que no lleguemos a amarnos a nosotros mismos . El impulso de controlar al otro proviene de nuestra falta de amor por nosotros . Hemos aprendido a rechazarnos tanto que nos hemos convertido en esclavos de la aprobación externa . Permítete beber internamente del profundo significado de lo compartido . Tu corazón sabe . Y así la luz de tu verdad brillará , guiándote hacia esa transformación y evolución personal , influenciando todas tus relaciones . De esta manera podremos extirpar de nosotros la transigencia , las máscaras y la mediocridad . 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *