Museo Taller Casapueblo

En 1958 el multifacético artista uruguayo Carlos Páez Vilaró eligió los acantilados rocosos de Punta Ballena para levantar su taller .Luego de construir una precaria casilla de lata , en donde acumuló puertas , ventanas y materiales , levantó «La Pionera» , construcción que fabricó con maderas arrojadas por el mar los días de tormenta .             En 1960 comenzó a cubrir las paredes con cemento sumando habitaciones , «dibujando» y esculpiendo recovecos . Modeló las paredes con sus manos utilizando guantes que creó con restos de cubiertas .Así surgió Casapueblo , museo , casa y taller del artista.      Las paredes parecen nacidas de las olas y las cúpulas se funden con las nubes en perfecto diálogo con la naturaleza , el museo-taller definido por Vilaró como una «escultura habitable » es obra , paisaje y proclama al mismo tiempo .

Sin ser arquitecto logró una armoniosa integración con la anatomía del lugar .                                    «Pido perdón a la arquitectura por mi libertad de hornero «, dice el artista justificando la osadía de su creación . Desde Casapueblo Vilaró le rinde todos los días tributo al sol : minutos antes que desaparezca se escucha la voz grabada del artista dedicándole un poema y luego la gente reunida frente a la bahía de Portezuelo cierra el ritual con un aplauso .(2006 ) .                                                                                                                     El arte de Carlos Páez Vilaró forma parte de la identidad estética nacional .Si bien adquirió renombre internacional a través de sus pinturas y murales , su producción atraviesa las más variadas disciplinas de la creación artística . Viajero empedernido , convirtió la aventura en una forma de vida y fuente de inspiración . Visitó Nueva Guinea , Machu Pichu , Brasil , África , las islas de Oceanía y en cada uno de sus viajes el color de su mano de artista supo posarse sobre escudos , paredes , embarcaciones , y hasta en pareos y chozas . Durante sus viajes pintó para vivir y las obras sirvieron para pagar hoteles , comida y realizar trueques por objetos como las hermosas máscaras y piezas de arte africanas que hoy atesora en su colección particular . Vivió con el doctor Albert     Schweitzer en el leprosario de Lambarené en África , experiencia que remarca en el video biográfico que se proyecta a los visitantes a modo de presentación en Casapueblo. Al son de los Viajes , Carlos Páez Vilaró nació en Montevideo el 1º de noviembre de 1923 . Admirador de la obra de Pedro Figari se inició , en la década del 40 , pintando temas folclóricos ; pericones , caballadas y yerras fueron protagonistas de esas primeras creaciones hasta que el interés por la vida del negro uruguayo acaparó la mayor parte de su producción . En «Yacumenza» , una de las piezas del mítico conventillo Mediomundo -hoy demolido – , Vilaró pintó decenas de cartones con escenas de lavanderas , candombes , velorios y carnaval . Su pasión por la cultura afro-uruguaya no tiene límites .         En sus viajes tuvo la oportunidad de conocer a artistas como De Chirico , Andy Warhol, Alexander Calder y Salvador Dalí, entre otros ; pero de todos estos nombres uno lo marcaría «a fuego» : Pablo Picasso .Lo visitó en el año 1957 en la villa «La California » en Cannes , Francia . El encuentro fue más que estimulante : afirmó su vocación por la cerámica , labor que ya había comenzado en el año 1952 y que desembocaría en un impulso voraz por las artes de fuego . En 1972 Vilaró realizó una exposición de platos en Casapueblo . Escribía en el catálogo : «Voy a servir la mesa con todos mis platos. Una mesa larga como el camino del sol . El que recorro con mis ojos cada tarde cuando el día se cierra sobre este escenario abierto sobre el mar de mi taller . Voy a tender la mesa , con todos mis platos . Mi mesa con manteles de cardumen . Y pondré una tarjeta para cada invitado , porque esta comida será algo especial , porque aspiro a reunir a mi lado por encima de edades y razas , profesiones e ideas , a seres que he tocado , contactado , abrazado en mis largas travesías , mis largos itinerarios marcados de sol a luna , de almuerzo a cena …..» . También gracias al encuentro en «La California» el público uruguayo pudo disfrutar en 1959 de una colección de veintisiete cerámicas que Picasso le comisionara para exhibir en Montevideo .

CASA , MUSEO Y TALLER 

Casapueblo es para muchos su obra cumbre . Comenzó a construirla en 1960 y la hizo crecer sumándole habitaciones hasta convertirla en la monumental «escultura habitable» de aspecto mediterráneo que desafía al viento y el mar desde las rocas de Punta Ballena Allí vive junto a su familia y recibe a los visitantes , quienes pueden recorrer las salas acondicionadas como museo en las que se exhiben las obras de sus diferentes períodos Desde hace algunos años funcionan además un apart-hotel y un restaurante construidos en sintonía con la arquitectura artística inicial . Las salas del museo así como los pasajes y pasillos llevan nombres de personajes a modo de tributo . En las salas Rafael Squirru,   José Gómez Sicre, Pablo Picasso y Nicolás Guillén se exhibe gran parte de su producción , desde sus primeros dibujos sobre el candombe realizados en la década del 50 hasta la más reciente , como las cerámicas horneadas en Marruecos en 2000 . El museo también cuenta con una sala dedicada a la pintura de su hija , Agó .                       La obra de Páez Vilaró es arte y parte de la cultura uruguaya . Ha inmortalizado escenas de folclore popular en murales de grandes dimensiones en lugares como el Mercado del Puerto , el Aeropuerto de Carrasco y el Conrad Resort Casino de Punta del Este, en el cual decoró el fondo de la piscina , y en un mural interior en el que describe la historia de Maldonado . El correo ha editado sellos con su obra ; se pintaron aviones de Pluna con sus dibujos ; libros como Arte y Parte (2000) y Entre colores y Tambores (2000) que incluye Afrikandombe, un cd grabado con sus composiciones , cuentan su vida y recogen gran parte de su producción artística que a la fecha se estima en más de 4.000 obras pintadas e innumerables cerámicas , platos , dibujos , acuarelas y esculturas .

Fuente : 100 objetos 100 historias

Por Alejandro Sequeira

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *