Una nueva piel antes del Otoño.

Termina el verano y es hora de poner en marcha un plan de belleza que le devuelva a la piel la vitalidad y salud que perdió durante las vacaciones ,por la acción del mar,la arena y, en particular ,del sol,que además de deshidratar actúa como un acelerador del envejecimiento cutáneo.

En primer lugar,los tratamientos post solares deben apuntar a disminuir el daño provocado por los radicales libres,que atacan al colágeno y la elastina,dos de las fibras encargadas de darle elasticidad a la piel,y desestabilizan los lípidos de la membrana.La reparación se logra aportando aquellos elementos que la epidermis perdió,oligoelementos,aminoácidos y proteínas.

Por eso, son importantes los productos a base de alfa y beta hidroxiácidos,retinol y vitaminas C y E ,porque tienen acción antioxidante,antienvejecimiento y humectante.La piel del rostro y del cuerpo también se ve afectada por la deshidratación ,luciendo opaca,áspera,engrosada y más plegada.Este problema cutáneo surge cuando la piel tiene alterado su contenido hidrolipídico ; es decir ,si posee poca capacidad para retener agua y, al mismo tiempo ,su producción natural de lípidos es escasa.Estos factores hacen que se reseque,dando vida a un cuadro muy común durante el verano,cuándo está expuesta a los efectos nocivos del agua salada ,el sol y el viento.¿Qué hacemos?

En el rostro utilizar una emulsión o crema de limpieza para eliminar las partículas de suciedad y las células muertas.Luego ,tonificar con lociones no alcohólicas  con extractos  vegetales refrescantes y emolientes.

Eliminar las impurezas y las células muertas ,que se depositaron durante el verano en los poros y engrosaron la textura de la piel ,Hay que usar productos exfoliantes más suaves en el cutis y más abrasivos en el resto del cuerpo.

Aplicar una crema emoliente,en la cara y el cuerpo, con elementos antiage y antioxidantes,que permitan recuperar la lozanía y la tersura de la piel.También optar por las fórmulas a base de ácido hialurónico,ADN y cerámicas ,que aportan elasticidad.

Realizar algún tratamiento intensivo con máscaras hidratantes y masajes con cremas emolientes ,para reponer la hidratación y dejar la piel suave y tersa.

No olvidarse que durante el día la piel trabaja para protegerse,pero a la noche ,lo hace para regenerarse .Por lo tanto ,se aprovechan muy bien los beneficios de los productos y mejor se reparan los daños celulares en la piel.Optar por fórmulas nocturnas según las necesidades,la edad y el bolsillo.Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *