Sexualidad en pañales

Recordando algunos hechos .

Desde muy temprano los niños demuestran su interés por las distintas partes del cuerpo humano. La exploración visual o táctil significa , entre otros hechos , un modo de definir los límites entre el propio ser y el entorno.

La autoexploración , que comienza en la lactancia , prosigue en los primeros años de vida . Alrededor de los dos años la mayor parte de los niños pueden dejar los pañales porque ya son capaces de manejar en forma voluntaria la evacuación de su vejiga y su intestino.     Es durante la etapa de aprendizaje del control de esfínteres que su mayor interés suele estar dirigido hacia estas funciones corporales.

Los lactantes perciben sensaciones placenteras cuando se tocan diferentes partes del cuerpo. Debido a la sensibilidad del área genital , es frecuente que los varoncitos , entre los diez meses y el año , tengan erecciones .                                                                                   Cuando crecen apenas un poco más la mayor parte de los niños/as , pregunta cómo se llaman sus órganos genitales .Entre los dos años y medio y los tres años , ya adquirieron el sentido de la identidad de sexo propia , y discriminan la femineidad y la masculinidad.        La gran mayoría de los pequeños habrá incorporado , y lo seguirá haciendo , la conducta prevista para su sexo , que comienza a manifestarse en la elección de ropas , juegos y juguetes , así como en otros intereses y comportamientos .                                                 Entre los cuatro y los cinco años los niños suelen manifestar una marcada atracción por el progenitor del sexo opuesto . Las niñas están sumamente interesadas en sus papás , mientras que los niños desarrollan un gran apego por sus mamás. El progenitor del mismo sexo se convierte en un objeto ambivalente de afecto , ya que la niña o el niño pueden llegar a sentir que compiten por el cariño y atención del progenitor del sexo opuesto. Los sentimientos son ambivalentes , porque aunque en cierto modo consideren al progenitor del mismo sexo como su rival , necesitan de él para reforzar y ampliar su propio rol sexual , al igual que necesitan y reciben sus cuidados , apoyo y fijación de límites . Esta etapa evolutiva normal es parte del desarrollo inicial de las relaciones heterosexuales . De ningún modo interfiere en el vínculo da la pareja parental , ni puede permitirse que interfiera . Es sano para los niños que cada progenitor afirme su amor por el otro , así como tranquiliza al hijo con respecto al amor que sienten por él.                               En forma paulatina la niña o el niño aceptan su posición dentro de la estructura familiar y disfrutan de sus vínculos filiales con la madre y el padre .                                                     Durante la llamada fase de latencia , que coincide con los años escolares , se considera que el principal interés de los niños no está puesto en su sexualidad . Sin embargo , se ha comprobado que los niños prepúberes se interesan activamente por el sexo .                     Estudios realizados con varones de siete y trece años , mostraron que el 80 % de los adolescentes de ese grupo etario se masturba . En los pequeños de siete años , si bien el porcentaje fue considerablemente menor, de todos modos alcanzó a un diez por ciento .       Es bastante frecuente que los niños , se besen con individuos del sexo opuesto.                      Más del 60 % de los niños de diez años afirma haber  besado a amigas o amigos , y la gran mayoría de los prepúberes manifiesta con claridad su interés por el sexo opuesto.     En esta etapa , tanto los chicos como las chicas ya tienen una conciencia clara de sus diferencias físicas . Los varones y las niñas suelen compararse entre miembros del mismo sexo . Uno de los componentes importantes de la autoestima de los niños entre diez y trece años es la percepción personal de su propio atractivo. Es una edad en la cual   la apariencia física se convierte en un aspecto de peso en la vida del niño .

Identidad de género , rol de género

La identidad de género se refiere a la percepción que tiene el individuo de sí mismo como hombre o mujer .Cuando se considera el conjunto de conductas que,en una determinada cultura ,se asocian con la masculinidad o la femineidad, puede hablarse de rol de género. La propia identidad de género se encuentra intacta cuando un varón biológico se considera a sí mismo hombre y una hembra biológica se identifica como mujer.                 Cuando el varón o la mujer asumen el tipo de conducta que, en su cultura , se asocia con el ser hombre o mujer , respectivamente , se concluye que no tienen dificultades con el rol  de género . A medida que la sociedad cambia , la definición del rol de género se hace más compleja , ya que los roles masculinos y femeninos , definidos en forma tradicional , cambiaron drásticamente .Uno de los aspectos a considerar es el de los cambios en la economía familiar , con el acceso de ambos sexos a la posibilidad de ser autosuficientes desde el punto de vista económico . En el aspecto laboral , como en muchos otros , las conductas específicas de cada sexo se encuentran en plena etapa de revisión.

Identidad de género en los niños 

Cuando alcanzan el año y medio de edad , los pequeños ya se identifican a sí mismos como niños o niñas . Esto significa , considerando los conocimientos que se tienen hasta el presente , que la identidad de género ya se encuentra establecida en esta etapa.                 Entre los dieciocho y los treinta meses alcanzan la estabilidad de género. Este concepto significa que comprenden que los niños se hacen hombres , y las niñas , mujeres . Al       alcanzar los treinta meses de edad queda firmemente establecida la constancia del sexo , esto es, que no cambia. Existen numerosas teorías que intentan explicar cuáles son los factores biológicos y ambientales de mayor importancia para el establecimiento firme de identidad de género . Sin embargo , los factores más importantes aún no se han podido determinar con certeza . Los niños desde muy pequeños sienten curiosidad por su cuerpo .La mayor parte de los niños de dos años están en condiciones de que se les enseñen los nombres de las diferentes partes corporales, incluidos los genitales.               Algunos padres se alarman cuando observan que su niñito o niñita , disfruta explorando y manipulando su cuerpo , en particular , los genitales . Sin embargo , son situaciones normales de autoconocimiento . La mejor reacción es la de tranquilidad y comprensión,        evitando fomentar la culpa .Es aconsejable informar al niño/niña ,que la masturbación no es una actividad social y que debe limitarse al ámbito de la privacidad. Que un niño/niña,  se masturbe delante de otras personas suele indicar una escasa conciencia de la realidad social o falta de señalamientos parentales . Continuando con la información específica que un niño/niña , tiene que recibir por parte de sus padres en cuanto a la conducta sexual , puede ser útil señalar que , al llegar a la pubertad , además de las explicaciones sobre la masturbación es aconsejable que conozca, en la medida de su interés y posibilidades de comprensión , qué es la eyaculación , el orgasmo y la menstruación , para que pueda comprender estos hechos como funciones corporales normales . En todos los casos es importante respetar el grado de interés del niño/niña, para recibir determinada información . Cada ser humano tiene sus propios tiempos ; pero también es importante no dejarlos pasar por temor o desinformación de los padres.           Es frecuente que los niños/niñas pequeños se abracen y besen . Los casos en los cuales están presentes otras conductas sexuales más explícitas , como contactos orales , intentos de simular el coito o estimulación anal, merecen atención. Estos hechos suelen ser consecuencia de la observación o la participación directa con otros niños o adultos.      En estos casos es importante descubrir la fuente de información del niño/niña y descartar riesgos potenciales . En cualquier edad , la necesidad compulsiva de llevar a cabo determinadas conductas sexuales , puede significar una defensa ante otros problemas subyacentes de dependencia , separación o autonomía personal , que es necesario considerar . Entre los diez y los doce años muchos niños/niñas exploran cuestiones relativas al sexo con sus mejores amigos , como medio para reunir información .               Es frecuente que durante la adolescencia se produzca la opción definitiva por uno u otro sexo como objeto erótico . Las percepciones sexuales de esta época , reales o no , son importantes para configurar la elección final de cada individuo.

Fuente : revista farmacéutica kairos- especial sexualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *